Últimas Noticias

Denuncian aumento de uso de bombas de racimo en Siria

GINEBRA, SUIZA .-

La utilización de bombas de racimo, un tipo de arma prohibida internacionalmente por sus efectos indiscriminados y de largo plazo, aumentó en Siria desde la intervención militar de Rusia, revelaron hoy organizaciones independientes especializadas.

El informe anual acerca del cumplimiento de la Convención sobre Municiones de Racimo -que prohíbe su uso, producción, almacenamiento y compromete a los Estados signatarios a la limpieza de las áreas contaminadas y a brindar asistencia a las víctimas- revela que desde julio de 2012 las fuerzas gubernamentales utilizaron 13 tipos de bombas de racimo en 360 ataques y en 10 de las 14 provincias sirias.

“Rusia ha negado la utilización de municiones de racimo en Siria (…) en áreas controladas por la oposición, pero existe evidencia convincente de que las está usando”, dijo Mary Wareham, experta de la ONG Human Right Watch, al presentar el informe.

“Vemos pruebas de ataques con bombas de racimo cada semana… y hasta cada día, lo que es profundamente alarmante”, prosiguió.

Al ser preguntada sobre la naturaleza de la evidencia en su poder, Wareham precisó que “hay bombas de racimo almacenadas en la base aérea que Rusia tiene en Siria, en la provincia de Latakia”.

Agregó que, con excepción de un tipo, todas las bombas de racimo utilizadas en Siria eran de fabricación soviética o rusa, y datan de entre 1991 y 1992.

Otra prueba de la implicación rusa en el uso de esas bombas es que la aviación rusa “es la única que opera dos tipos particulares de aviones bombarderos utilizados para lanzar ciertos tipos de municiones de racimo en Siria”, señaló la experta.

Este tipo de arma ha sido prohibida por su amplio efecto indiscriminado cuando se lanza y años después, ya que una bomba de racimo que no explota es similar a una mina terrestre que amenaza a civiles inocentes, que son el 97 % de sus víctimas.

Las bombas de racimo se abren en el aire y liberan centenares de pequeñas bombas sobre un área equivalente a un campo de futbol.

En 2015 hubo un total de 417 nuevas víctimas, de las cuales 218 correspondieron a Siria y 104 a Yemen, el segundo país donde el uso de este armamento pudo ser corroborado el año pasado.

“Arabia Saudí, y posiblemente otros miembros de la coalición que ese país lidera contra los (rebeldes) hutíes, ha lanzado bombas de racimo desde tierra y aire, con al menos 19 ataques documentados entre abril de 2015 y el pasado febrero”, dijo Wareham.

La coalición de organizaciones que hacen un seguimiento de esta problemática desconocen “cuántas bombas de racimo han sido acumuladas por Arabia Saudí en el transcurso de los años, pero seguramente es una cantidad importante”, comentó.

Sin embargo, reconoció que no se han encontrado pruebas de su uso en Yemen en los últimos meses, aunque sí se ha informado de heridos por bombas de racimo que aún no habían explotado y yacían en el suelo.

Las bombas de racimo también fueron utilizadas en el conflicto separatista en Ucrania al menos hasta abril de 2015, causando víctimas.

También en Afganistán, Camboya, Chad, Líbano y en los territorios de Nagorno-Karabaj y del Sahara Occidental se registraron víctimas el año pasado, aunque en todos estos casos se debieron a la explosión de remanentes.

Se sabe que 24 países y tres territorios tienen áreas contaminadas con municiones de racimo, de los que trece han ratificado la Convención.

Asimismo, una decena de Estados parte de la Convención continúan teniendo algunas reservas de estas armas, además de 43 que no la han ratificado aún y que “han mostrado poca transparencia en cuanto al tipo y la cantidad de bombas que tienen”, explicó Wareham.

Las organizaciones que integran la coalición que elabora el informe anual sobre las bombas de racimo está integrada por el Monitor de Minas y Bombas de Racimo, y la Campaña Internacional contra las Minas.

Fuente: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com