Últimas Noticias

Controles fronterizos impiden el avance de inmigrantes en Italia

ROMA, ITALIA.- Miles de inmigrantes permanecen bloqueados en distintas ciudades del norte de Italia ya que los países vecinos han intensificado sus controles fronterizos e impiden que prosigan su viaje hacia Europa, una situación que hoy volvió a producirse.

Es el caso de ciudades como Milán, Como o Ventimiglia, donde numerosos inmigrantes -cuya llegada al país aumenta en verano- se agrupan después de ser rechazados por países como Francia, Austria y Suiza.

El municipio italiano de Ventimiglia (noroeste) se encuentra en la frontera con Francia, cerrada por las autoridades galas desde el verano del año pasado para aquellos inmigrantes que carecen de documentación y de estatus de refugiado.

La Cruz Roja (CRI) ha habilitado desde el 15 de julio un campamento en el que anoche durmieron alrededor de 600 inmigrantes, si bien durante el día la cifra asciende ya que muchos llegan para comer, informó a Efe la portavoz Fiammetta Cogliolo.

La fuente, que opera en la zona, refirió que las llegadas de inmigrantes a Ventimiglia ha alcanzado “números muy altos” que no esperaban y por lo que el campamento está saturado y muchos inmigrantes han tenido que dormir en el exterior.

El jefe de la Policía italiano, Franco Gabrielli, visitó ayer la localidad y anunció que próximamente comenzarán los traslados de inmigrantes que no hayan solicitado el permiso de residencia a otros centros del las vecinas regiones de Piamonte y Lombardía.

Cogliolo señaló que los traslados aún no han comenzado, que todo “está tranquilo” y mostró su desacuerdo con la medida, ya que solo el 10 % de los inmigrantes aceptarían quedarse en Italia y que, en caso de ser trasladados, “después regresarían”.

Por otro lado, Milán, según datos del ayuntamiento, acoge a alrededor de tres mil 200 inmigrantes que acampan en torno a la estación central de ferrocarril a causa del cierre de la frontera suiza, a unos 60 kilómetros de distancia.

El alcalde Giuseppe Sala ha llamado a la colaboración para hacer frente a esta situación y este martes afirmó que “probablemente” se habilitará un antiguo cuartel para alojar a todas estas personas de “un modo más digno”.

La capital lombarda afronta un flujo migratorio elevado proveniente del sur, dada su condición de importante ciudad y encrucijada en el norte, desde donde los inmigrantes tratan de llegar a otros países europeos.

Se espera que el Gobierno apruebe en el Consejo de Ministros de este miércoles una serie de medidas e incentivos para ayudar a los alcaldes en la gestión de esta situación.

Según fuentes del Ministerio del Interior consultadas por Efe, el número de inmigrantes que desembarcó en el país en lo que va de año fue de 100 mil 328 a fecha de 9 de agosto, un 0.52 menos que el año pasado, cuando fueron 100 mil 853.

Fuente: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com