Últimas Noticias

Afganistán: Suman 19 muertes tras ataque a hospital

Reina la confusión tras el bombardeo mortal cerca de un hospital en la ciudad de Kunduz, en el norte de Afganistán, en donde murieron por lo menos 19 personas y docenas más resultaron heridas.

Sigue sin estar claro exactamente quién bombardeó el hospital dirigido por Médicos Sin Fronteras y la organización internacional exigió una investigación del incidente.

Médicos Sin Fronteras dijo que “todo indica” que la coalición militar internacional es responsable del bombardeo y solicitó una investigación independiente. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, informó que se llevaba a cabo la indagación para ver si la matanza en la clínica fue causada por un bombardeo de un jet caza estadounidense, mientras los funcionarios afganos dicen que helicópteros de combate respondieron al fuego de combatientes talibanes escondidos en las instalaciones.

Las fuerzas afganas respaldadas por ataques aéreos de Estados Unidos han estado combatiendo con los talibanes en las calles desde el jueves para desplazar a los insurgentes que tomaron la ciudad estratégica tres días antes en su mayor incursión en una importante zona urbana desde la invasión dirigida por Estados Unidos en el 2001. Los insurgentes han tenido rodeada la ciudad durante meses, y la invadieron en un ataque sorpresivo que avergonzó al gobierno afgano respaldado por Estados Unido y cuestionó la competencia de las fuerzas armadas afganas financiadas por Estados Unidos.

El coronel Brian Tribus, vocero de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, dijo que un ataque aéreo en Kunduz a las 2.15 de la mañana “pudo haber ocasionado daño colateral en una cercana instalación médica” y que el incidente se estaba investigando.

Médicos Sin Fronteras dijo que su centro de traumatismo “fue impactado en varias ocasiones durante un bombardeo prolongado y fue muy dañado”. Al momento del bombardeo, el hospital tenía 105 pacientes y sus cuidadores, y más de 80 empleados afganos e internacionales, agregó.

El grupo médico no dijo que había insurgentes al interior de las instalaciones como afirmó el Ministerio de Defensa afgano y no fue claro de inmediato si los empleados fueron matados por las fuerzas talibanes, afganas o estadounidenses. Médicos Sin Fronteras dijo que otras 30 personas estaban desaparecidas tras el incidente.

Los muertos incluyen a 12 empleados y siete pacientes de cuidados intensivos, entre ellos tres niños, informó. Un total de 37 personas resultaron lesionadas, incluidos 19 empleados, y 18 pacientes y cuidadores. Cinco de los empleados lesionados se encontraban en estado delicado.

El presidente afgano Ashraf Ghani expresó su pesar y dijo que él y el comandante de las fuerzas de Estados Unidos y OTAN en Afganistán, general John Campbell, habían “acordado lanzar una investigación conjunta y a fondo”.

Los ataques aéreos han sido un punto de contención entre las autoridades afganas y el ejército de Estados Unidos a lo largo de los 14 años desde que el régimen Taliban fue expulsado en la invasión de Estados Unidos en 2001 en respuesta al ataque terrorista del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Fuente y créditos.

 

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com