Últimas Noticias

Arte y cultura potosinos presentes en FENAPO 2015

• La máxima fiesta abre las puertas a exponentes que permiten preservar nuestras tradiciones, asegura Juan Sarquis.

• Voladores de Tamaletón, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 2009.

San Luis Potosí SLP.- El arte y la cultura se hacen presentes en la Feria Nacional Potosina 2015, pues a la par de los conciertos, eventos y espectáculos tradicionales, brinda foros y espacios a diversos géneros, como la pintura, la música y el baile, informó el presidente del patronato, Juan Sarquis Dahda.FENAPO Cultura 230815

Como primer ejemplo, señaló, el mural de la entrada al recinto ferial da la bienvenida a nuestros visitantes con una temática diferente cada año, en esta edición se rinde homenaje a las diferentes etnias de San Luis Potosí, así como al escudo de nuestro Estado.

Cada día, al caer la tarde, en la explanada del Teatro del Pueblo, los voladores de Tamaletón ofrecen un espectáculo, tan arriesgado como espectacular, la tradición de esa comunidad del municipio de Tancanhuitz, está a cargo de la comunidad Tenek, que en su descenso simulan el vuelo de un gavilán.

Los danzantes se ofrendan para la supervivencia del Sol y del Dios del Maíz Dhipaak. y son todo un motivo de orgullo para San Luis Potosí ya que esta ceremonia está considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 2009.

FENAPO Cultura. 230815Son cinco hombres que saludan al centro y a los cuatro puntos cardinales, para luego subir por un mástil de madera de aproximadamente 20 metros de altura y realizar la Danza del Águila o de los Gavilanes, mejor conocida como Ceremonia Ritual de los Voladores.

Esta ceremonia se realiza con la finalidad de preservar su historia, el centro del vuelo cobra vida cuando los voladores y su capitán, bailan para que los dioses les permitan sembrar sus productos, tener agua y luego obtener una buena cosecha, uno a uno suben por una gran cuerda que se enrolla a todo lo largo del palo y que les sirve de escalera.

Una vez arriba, el capitán se coloca en una pequeña tabla de aproximadamente 25 centímetros de diámetro, sin ninguna atadura que lo sostenga, y desde ahí, usando un silbato que imita el piar de las águilas, danza y se dirige a los cuatro puntos cardinales para pedirle a los dioses sus favores y ofrecer el vuelo como ofrenda.

Este domingo, en el Teatro del Pueblo, se rindió un merecido homenaje al Dr Chessani y sus Huapangeros de Rioverde, por 30 años ininterrumpidos de carrera, el exponente de este singular género musical recibió del Patronato de la Feria Nacional Potosina un reconocimiento por su labor artística que ha llevado el nombre de San Luis Potosí más allá de nuestras fronteras.

De esta manera, finalizó Sarquis Dahda, nuestra cultura potosina tiene un foro en la Feria Nacional Potosina, que ofrece lo mejor de todos los géneros durante su tercera semana, rumbo a la recta final de este gran evento.

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com