Últimas Noticias

Los secretos de la libreta de Juan Carlos Osorio

POR EUGENIO DÍAZ

ESTE es el tema de un libro indispensable para entender qué piensa, cómo entrena, qué busca el actual Director Técnico de la selección absoluta de futbol de México.

Mediante un modelo de juego que a continuación resumo y una metodología clara, el ex futbolista profesional, preparador físico y técnico graduado en Inglaterra y Holanda, ha logrado destacar dirigiendo en su natal Colombia, aunque sus experiencias se dan como el cúmulo de conocimiento adquirido como auxiliar en el Manchester City, y DT en Puebla de México, Sao Paulo de Brasil, Chicago Fire y New York en la MLS.

Pese a que la selección de México es la primera oportunidad en este género para el profesor colombiano, los fundamentos y conceptos vertidos en el libro “La Libreta de Osorio”, asumo, son y serán el pilar de su trabajo, de su paso por nuestro país y once nacional.

Conceptos como el de jugador, entrenamiento, alma o fuerza de grupo, solidaridad, sacrificio, se repiten en el texto, un pocketbook de 214 páginas en blanco y negro, con algunas fotos del entrenador y esquemas y situaciones de juego.

Se habla mucho de la periodización táctica, del subconsciente, de las soluciones que los jugadores requieren en un juego, de la importancia de lo mecánico, pero también, de lo creativo.

Según los expertos, los esfuerzos fisiológicos y mentales requieren 4 días para su total recuperación. Esta situación con bases científicas, tienen muchas connotaciones en la planeación, en la dirección, en la rotación cuando se juega, a veces, 3 ocasiones en una semana.

El trabajo se efectúa de manera individual, por sectores y en equipo, siendo la técnica un aspecto fundamental, tanto en el entrenamiento como en el juego, aspectos que el señor Osorio busca sean muy similares.

EL PASE Y LA TÉCNICA, FUNDAMENTALES

Siendo el pase el fundamento del juego, la técnica se convierte en un arma indispensable.

Esto último forma parte del juego, del juego de posesión que gusta tener el técnico colombiano.

Por lo tanto, le gusta la salida limpia, no el pelotazo sistemático, que lo único que hace es dividir la pelota.

El juego de posesión busca, entre otras cosas, desajustar al rival, invitación a que abandone espacios que se necesitan para atacar; siempre con el manejo de la pelota, en un avance simultáneo pelota-jugadores.

Hay que tomar en cuenta, que las circunstancias señalan varios aspectos importantes relacionados con los conceptos antes mencionados, como por ejemplo, la composición de líneas, a cuantos metros del área deben pararse los defensas, distancia entre líneas, proximidad a la pelota, entre otras.

En el futbol actual hay mucha movilidad de los jugadores, pero sin sentido. Los jugadores deben tener la técnica y reconocimiento de mejor pase (receptor), olvidándose de protagonismos, de correr sin sentido, de invasión del espacio del compañero, desmarques simultáneos.

Al ubicarse mis jugadores a diferentes alturas y ejes, esto va a ir desproporcionando al rival. Este es un principio muy importante en mis equipos, en mi modelo de juego y entrenamiento.

Como suele pasar en las instancias de atracción del rival, mis elementos más alejados serán los beneficiados.

El buen pase de salida de mi portero y/o defensas es muy importante, es el inicio. Esto no sirve de nada, si el receptor no está bien perfilado, no está bien orientado. La continuidad de los pases y secuencia de jugada se pone en riesgo.

No me gusta que los defensas centrales, ante la más mínima presión, se sientan inseguros y revienten la pelota, la tiren larga. Esto se practica, se hereda, se hace hábito.

El modelo de juego, los principios nunca se modifican, los sistemas sí.

Orozco ha utilizado el 1-4-3-3, el 1-3-3-1-3, el 1-3-5-2, el 1-5-3-2, el 1-5-4-1, aunque, ciertamente, exista una preferencia en el 1-4-3-3 y esto tiene una explicación.

SUS MAESTROS

Varios de sus maestros en algún momento lo utilizaron, y particularmente, aprecia la escuela holandesa, maestros del 1-4-3-3.

Su base ideológica la aportaron, entre otros, “Chummy” Castañeda, Alex Ferguson, Louis Van Gaal, Marcelo Bielsa, VernGambetta, Pep Guardiola.

El 1-4-3-3 es un sistema que lo simplifica todo, en donde los extremos asumen un rol muy importante.

Apunta en su libro, que el Barcelona de Van Gaal en 1999 jugaba con 3 centrales, rombo de volantes, dos extremos y un 9.

Del Barza de Guardiola, del Pep mediocampista, recuerda a un jugador, hoy DT del Bayern, trascendental en aquel gran equipo, protagonista en la circulación de balón.

De los equipos de Bielsa, destaca el sudamericano, siempre encontró algo que destacar, algo que aprender.

Se formó como técnico en Inglaterra y Holanda, tomando los cursos necesarios y de rigor. Trabajó en el Manchester City como auxiliar y eso le permitió visitar los entrenos del Manchester United de Alex Ferguson, que en aquel entonces, jugaba un 1-4-2-4; sí, con extremos.

Pero es la escuela holandesa su gran sensei. Tomó licencia en Holanda en 1997 para tomar un curso y ver como trabajaban el juego por las bandas. Este proceso, apunta Osorio, lo comenzó Rinus Michels, pasó por Cruyff, Van Gaal y Rijkaard; el 1-4-3-3 y juego de posición.

Los expertos en coordinación neuromuscular y deportes colectivos, hablan de que para dominar, para ser un experto en una actividad, se requiere de 10 mil horas de actividad que permita el aprendizaje completo, porque el juego se aprende y mejora a través del juego mismo. Esto, hoy en día, es un problema. En mi época se podía jugar en el barrio, las calles. Eso ya cambió.

Otro fundamento de mi trabajo lo adquirí de un entrenador de baloncesto. VernGambetta, padre del entrenamiento funcional, que supo unir la fisiología del deporte con los gestos técnicos.

Gracias a VernGambetta, comencé a trabajar y evaluar los diferentes comportamientos técnicos-fisiológicos, al medir la frecuencia cardiaca, la exigencia, mediante diferentes ejercicios, todos con pelota. Todo esto fue apuntado, registrado, confirmando que a través el juego mismo se podía entrenar todos los aspectos del futbol. A partir de este momento, Osorio se dio a la tarea de conocer a profundidad esta metodología de otros entrenadores a nivel mundial.

Conceptos como la periodización táctica la conocí cuando empecé a escuchar a José Mourinho, aunque hay varios técnicos y entrenadores de origen portugués, toda una escuela, detrás de este tema.

PRINCIPIOS DE JUEGO

Posesión. Ataque organizado, inicio y salida, circulación, amplitud y penetración; profundidad.

No posesión. Defensa organizada, concentración defensiva y pressing; transición ataque-defensa,

Recuperación inmediata tras pérdida o repliegue-ajuste.

Inicio y salida. El objetivo fundamental son dividir la pelota.

Circulación. Intercambio de pases intencionados, intentando desordenar la estructura del oponente,

Amplitud. Principio básico para penetrar.

Profundidad. Última acción, a través del pase previo a la finalización. Parte complicada porque requiere de precisión y destreza.

Ataque de espacios. Una vez recuperada la pelota, el adversario está abierto y adelantado. Puede ser una maniobra corta o larga.

Concentración defensiva. No es un aspecto mental sino de distribución sobre la cancha.

Suma de elementos máxima sobre la línea del balón; superioridad numérica. Este principio debe ir acompañado de pressing.

Pressing. Limitación de tiempo y espacio al rival. Defender hacia adelante. Sistema agresivo en campo rival (efecto dominó); defensas que separan en media cancha y que empujan a mediocampistas y estos a los delanteros. Si no se puede, aplica el repliegue, que son acciones retardadas y temporizadas, mientras los jugadores más avanzados, repliegan.

Pelota parada. Tiene que ver con la ejecución, receptores, marcas, espacios, pero sobre todo, con la determinación. Osorio destaca, que este concepto lo vio en la escuela uruguaya, y particularmente del defensor Diego Lugano.

3 PRINCIPIOS METODOLÓGICOS

Rotación, polivalencia individual y versatilidad táctica colectiva.

Rotaciones. Además del factor energético y fisiológico que implican, sirven para involucrar y responsabilizar a todos en el proyecto. No es rotar por rotar, se toman en cuenta varios aspectos, como el presente futbolístico del jugador, el rival, etapa del torneo, entre otros.

Esto permite que todos los jugadores sientan y tengan los mismos derechos, las mismas oportunidades, las mismas responsabilidades.

Este principio lo maneja como nadie Sir Alex Ferguson, personaje con el que platicó más de una vez Juan Carlos Osorio.

Polivalencia individual. Siempre serán más importantes las características de los jugadores, su naturaleza, y las interacciones con el resto, que las figuras geométricas.

En relación directa a los dos puntos anteriores, existen requisitos para jugar en cada posición, en donde se evalúa de cada uno, la percepción, la identificación, la decisión y ejecución en contexto.

Versatilidad táctica colectiva. En el día a día, comenta Osorio, se debate en el vestuario técnico, sobre la estructura a utilizar en el siguiente partido. Para decidir, analizamos las fortalezas y debilidades del rival; el rendimiento actual del propio equipo, las diversas interacciones que se pueden establecer y las interrelaciones que pueden dar mejores posibilidades para el juego.

El equipo que logra ser versátil tácticamente, tiene ventaja porque puede ajustarse dentro del juego sin necesidad de hacer cambios nominales.

Estas líneas resumen la idea, la metodología, los conceptos de Juan Carlos Osorio, Director Técnico de la selección de futbol de México.

Todo lo antes señalado, letras extraídas del libro: “La Libreta de Osorio”, denota una clara metodología científica, conocimientos profundos propios de la preparación física; conocimientos de la mente humana, de los trabajos de entrenamiento, cúmulo de una experiencia profesional en diferentes roles dentro de un equipo profesional, sin olvidar, claro, a todos sus maestros aquí mencionados.

Si usted me pregunta si Osorio es un revolucionario del juego; lo cierto es que no parece serlo.

Si usted me pregunta si Osorio es un técnico estudioso, capaz, dominador de su tema; sí lo considero así.

Si usted me pregunta si Osorio, dados los antecedentes y circunstancias, es una opción interesante y seria para dirigir a la selección nacional; sí lo considero así.

Si usted me pregunta si Osorio es el mejor técnico que ha dirigido a la Selección Nacional de Futbol, habrá que esperar un tiempo para contestar.

 

Fuente y Créditos: estoenlinea.oem.com.mx
Enlace a la nota original: Los secretos de la libreta de Juan Carlos Osorio

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com