Últimas Noticias

Que la atención materno-infantil tenga carácter prioritario: LNP

Lucila Nava 130316San Luis Potosí SLP.- Para tener una atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo, la legisladora Lucila Nava Piña presentó una iniciativa de reforma a los artículos 51 y 54 de la Ley de Salud del Estado.

Con esta modificación, se propone establecer que la atención materno-infantil tiene carácter prioritario y comprende la atención médico-ginecológica de la madre durante el embarazo, el parto y el puerperio, incluyendo la atención psicológica que requiera. Además, establece el otorgar apoyo nutricional durante el embarazo, dando a conocer la importancia de este aspecto durante esta etapa.

En su exposición de motivos, la legisladora señala que el embarazo es una etapa en que la alimentación de la mujer cobra mayor atención, ya que varían los requerimientos nutricionales a partir del cuarto mes, donde aumentan las necesidades energéticas pero esto tampoco debe justificar los desequilibrios en las ingestas diarias. Mantener una alimentación variada y equilibrada es la mejor garantía para cubrir todas las necesidades de la madre y el hijo y prevenir posibles consecuencias.

Indica que la promoción de la salud materno-infantil, debe comprender la importancia de la mujer en el autocuidado de la salud personal y familiar, y beneficios del control prenatal, así como orientación alimentaria y nutricional dentro de la cual deben tomarse en consideración las condiciones sociales, económicas y sociales de las embarazadas.

“La atención a la mujer durante el embarazo, parto, puerperio y al recién nacido debe ser impartida con calidad y calidez y llevar, ente otros aspectos, la evaluación del estado nutricional al inicio de la gestación con un seguimiento durante toda la etapa, una orientación dietética que garantice una alimentación y nutrición adecuada para la madre y el feto”, señala.

Además, indica, debe brindarse a la madre una atención psicológica integral durante esta etapa y posterior al parto, que es crucial para el buen desarrollo del vínculo entre madre e hijo, para prevenir problemas como depresión posparto o rechazo madre/niño, que generalmente no son tomados en cuenta en la formación de los gineco-obstetras.

“Con la modificaciones plasmadas en la presente iniciativa, podremos abordar elementos de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), evidencias científicas, los derechos humanos suscritos por México, y a su vez armonizar conceptos plasmados en nuestra ley de salud federal”, señala la diputada Nava Piña.

Esta iniciativa fue turnada para su análisis a las comisiones de Salud y Asistencia Social; y, Derechos Humanos, Equidad y Género.

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com