Últimas Noticias

Taxis en la historia de la capital, ¿a dónde va joven?

1908, los carros eran propulsados por caballos. Foto: Setravi
Más tarde en los veintes aparecieron los Fotingos. Daban servicio colectivo. Foto: CDMX
1930, dos sujetos tomando un taxi. Foto: Setravi
Después aparecieron los inconfundibles cocodrilos, entre 1950 a 1970. Foto: José Ramírez
Durante las Olimpiadas de México de 1968, las cotorras gobernaban las calles y avenidas del Distrito Federal. Foto: Setravi
Después aparecieron los taxis coral. Por lo general se les identificaba así a los taxis de sitio. Foto: Especial
Posteriormente llegaron los "canarios", llamados así por su color. El Vocho hizo acto de presencia en estos modelos. Foto: Especial
Los taxis verdes, llamados ecológicos aparecieron después de los canarios. Se terminaron los apodos de fauna. Foto: Flickr
Para 2005 los taxis de sitio adquirieron esta pintura. Foto: Setravi
Cuando aparecieron los denominados "Iron Man", empezaron a desaparecer los Vochos como vehículos taxi. Foto: Especial
Después de los dorados con guinda, aparecieron los modelos rosas. Junto con ellos otros completamente rosas conducidos por y para mujeres. Foto: Excélsior
Después llegaron las primeras unidades eléctricas. Foto: Especial
Actualmente estas unidades presentan la pintura rosa que los taxis normales. Foto: Especial
Un recorrido por las unidades que han dado servicio de taxi a lo lago de la historia de la capital del país.

Cocodrilos, cotorras, canarios, parece que el capitalino tiene la necedad de convertir a su hábitat en una jungla desde que los primeros caminos de la Ciudad de México fueron construidos.

En las primeras calles, los caminos empedrados, el asfalto y el crecimiento demográfico de la ciudad, todo ocurrió mientras la imagen del taxi cambiaba de forma paralela.

¿Adónde va joven?, pregunta el chafirete mientras conduce entre el tránsito en su unidad de lujo. En ocasiones va adornada con los zapatos de su niño (o nieto) en el espejo retrovisor. Algunos cuentan historias de su vida, de sus experiencias y problemas. Otros escuchan atentos a lo que tenemos que decir. También los hay como muros de mármol, silenciosos, inmutables, es cuestión de suerte.

Se podría decir que esta metrópoli tiene una historia paralela a la de su transporte. El taxi no siempre fue exclusivo, al inicio brindaba un servicio colectivo, sin embargo, sus diseños y pintura siempre han tenido un folclor único.

Siempre se ha llamado taxi, pero casi cada uno de los modelos ha adquirido un apodo que le distingue. ¿Qué sería de la Ciudad de México, el extinto DF sin los taxis?

Texto: Diego pérez

Fuente y Créditos: excelsior.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com