Últimas Noticias

Algunos pasaron la Navidad en urgencias médicas

Personas esperaban al exterior del Hospital de Xoco para conocer el estado de salud de sus familiares.
Para algunas personas esta Navidad no hubo recalentado al esperar fuera de urgencias en el Hospital de Xoco.
Ximena Mejía

CIUDAD DE MÉXICO.

En lugar de disfrutar del recalentado navideño, como la mayoría de las familias capitalinas, Fabiola llegó con su hijo adolescente a la sala de urgencias del Hospital General Xoco tras haberle sido mutilada la oreja por una riña.

La mujer llegó con su hijo a las 10:00 horas a este hospital luego de “peregrinar” en el Hospital de Especialidades Belisario Domínguez y el Hospital de Ortopedia de Magdalena de las Salinas, debido a que no había espacio para atenderlo.

Su hijo adolescente se peleó con otros jóvenes bajo la influencia del alcohol durante  la madrugada de este viernes, en la que perdió parte de su oreja. Ellos llegaron desde Culhuacán y esperan a que sea dado de alta para regresar a su domicilio.

Es irónico cómo en una fecha que debería ser de tranquilidad uno tenga que estar en un hospital. Sin dudas es una amarga Navidad para los que viven la espera”, declaró Agustín, amigo del joven lesionado.

Durante la Nochebuena y Navidad el Hospital General Xoco recibió a los familiares de los pacientes, quienes aguardaron los dictámenes médicos de aquellos que fueron internados de urgencia por accidentes automovilísticos, riñas, peritonitis, amenazas de aborto y extracción de tumores.

Para otros la Navidad fue motivo para conocer las enfermedades que padecen, como el caso de Margarita Rosas de la Rosa, de 64 años, quien llegó al hospital creyendo que su apéndice explotaría y en su lugar le fue detectado un tumor cancerígeno en el abdomen, según el testimonio de su hijo Teodoro López.

Ella se sentía mal y pensamos que tenía apendicitis. Llegamos y le tomaron tomografías donde salió que era un tumor peligroso. Es triste pasar así la Navidad, nos vamos turnando para cuidarla, pero no dan ganas de celebrar”, relató Teodoro López mientras fumaba para pasar el tiempo afuera del hospital.

También los trabajadores del sistema de salud padecen trabajar en época navideña, sin embargo, aseguran que no fue una jornada violenta en gran parte a la implementación de los alcoholímetros.

Es difícil pasar una Navidad fuera de casa, pero afortunadamente no fue una jornada violenta como en otros años. Hoy llegaba la gente principalmente por enfermedades y riñas menores, no hubo casos mayores de choques”, declaró Susana Ramírez, enfermera.

La solidaridad navideña estuvo presente, pues durante la mañana llegaron personas con comida y pollos rostizados para ofrecerles a quienes esperaban resultados de sus familiares.

Roberto Závala, quien debe caminar con bastón y padece diabetes, espera a que los médicos aprueben la cirugía de su hija de 22 años, quien la semana pasada sufrió un choque automovilístico.

Ni ganas dan de celebrar, lo que yo quisiera es que ya operen a mi hija para que esté bien. Tienen que ponerle un placa en el brazo, ese sería mi regalo de Navidad, que ella ya esté bien”, dijo.

No todos los capitalinos pasaron la Nochebuena en la comodidad de sus hogares, hubo quienes la pasaron en las salas de espera de los hospitales.

Fuente y Créditos: Excelsior – http://www.excelsior.com.mx
Enlace a la nota original: Algunos pasaron la Navidad en urgencias médicas

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com